Barco hundido en Mallorca

Hallan un barco hundido de la época romana en Mallorca

Barco hundido en la reserva natural de cabrera a unos 70 metros de profundidad y en muy buen estado de conservación

El barco romano encontrado en las costas de Mallorca es uno de los barcos hundidos mejor conservados del Mediterráneo. Su descubrimiento fue en abril por el patrón de barco Jaume Ferrer, quien dio la voz a los arqueólogos subacuáticos Sebastiá Munar y Javier Rodríguez Pandozi. Este echo hizo que los arqueólogos hayan podido documentar los restos de este naufragio sin que haya sido expoliado previamente.


El barco romano bautizado con el nombre de Cabrera XIV  iba cargado con entre 1500 y 2000 ánforas y se encuentra hundido a unos 70 metros de profundidad en el parque natural de Cabrera. Se cree que procedía de la costas del norte de África dada la tipología de su mercancía. El cargamento era la tan codiciada salsa de pescado. Después del estudio se ha datado el pecio romano entre los siglos III y IV después de Cristo.

El garo o salsa de pescado era un alimento consumido por las clases altas en el imperio romano. Se preparaba con vísceras fermentadas de pescado y era considerado afrodisíaco por los habitantes de la antigua Roma. Los romanos emplearon el garo de forma semejante a como hoy en día utilizan las cocinas asiáticas la salsa de soja.

El pecio presenta un túmulo de planta ovalada de unos 15 metros de largo por 10 de anchura, con una carga de entre 1.000 y 2.000 ánforas del norte de África y el sur de Hispania que se utilizaban para transportar salsas de pescado, un condimento muy apreciado por los romanos.

«Se conserva buena parte del cargamento colocado en la posición original. Muy probablemente también se conserven restos de la madera de la embarcación bajo el túmulo de ánforas», han indicado los arqueólogos, que subrayan en su informe que «sin duda» es el pecio mejor conservado de Baleares y uno de los mejor preservados del Mediterráneo occidental.